Tag

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Le reliquie di Buddha.                                                                                        Puoi leggere quest’articolo in italiano cliccando qui

Buddha

Una colección de reliquias de Buda y de otros maestros  budistas ha recorrido últimamente muchos lugares del mundo bajo el nombre de ‘Maitreya Heart Shrine Relic Tour‘.  La exposición demuestra que el culto a las reliquias está muy presente también en la religión budista.

Se exponen, entre otros objetos, las famosas ‘sharira’ (reliquias) o ‘ringsel‘. Se trata de partículas redondeadas de diferentes colores, una especie de piedrecitas, duras y de naturaleza indeterminada. Las ‘sharira‘ pueden ser producidas no sólo por los Budas sino también por otras personas que hayan alcanzado un alto nivel espiritual en el ámbito de esta religión.

RingselDespués de la cremación de una de estas personas, se busca entre sus cenizas con el objetivo de encontrar las famosas ‘sharira’, que no son propiamente restos del cuerpo sino una especie de secreciones dejadas por el mismo después de la cremación.

Una vez recogidas, se conservan en relicarios o en ‘stupa’, o dentro de estatuas que después se convierten en objeto de veneración. Se cree que son la materialización de las cualidades espirituales de compasión y sabiduría del maestro al que pertenecieron. La bendición recibida con estas reliquias, apoyándolas sobre la cabeza, libera al creyente del ‘karma‘ negativo. Estas reliquias reciben veneración en todas las escuelas o corrientes budistas. Únicamente en el caso de Buda se denomina ‘sharira‘ también a otras partes del cuerpo, como el cabello y los dientes de los cuales hablaremos más adelante.

Según la tradición, las ‘sharira‘ de Buda fueron divididas en ocho partes y distribuidas en otros tantos ‘stupa’. En la pagoda de Shwedagon (Rangoon, Birmania) además, se veneran, entre otras reliquias, ocho cabellos de Siddharta Gautama Buddha.

kandyPero entre las reliquias de Buda, sin duda la más famosa es el diente que se conserva en el Templo del Diente Sagrado (‘Sri Dalada Maligawa‘) en Kandy, Sri Lanka, hoy uno de los mayores centros de peregrinación budista en el mundo y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Buda murió en Kushinagar, en el norte de la India, en el siglo VI a.C. y, según la tradición india, su cuerpo fue incinerado. Al final de la cremación sus discípulos rebuscaron dentro de las cenizas y hallaron cuatro dientes intactos que fueron distribuidos, junto con las cenizas, a los ocho soberanos que podían reivindicar este derecho.

El monje que hizo la distribución sustrajo un diente y lo escondió en su turbante pero Sakka, el rey de los dioses, se introdujo furtivamente en el turbante del monje para, a su vez, robar el diente y lo transportó en el reino celestial. Otros dos dientes también volaron al cielo, después de un intento de destruirlos por parte de los dos reyes que se habían adueñado de ellos, por miedo al gran poder de Buda.

Por lo tanto en la Tierra sólo quedó uno, el que fue regalado al rey Brahmadatte de Dantapuri, en el estado de Orissa. Pronto el diente se hizo famoso por ser un ‘creador de reyes’, porque cualquiera que reivindicase con éxito su posesión estaba destinado a gobernar.

denteDespués de muchas guerras para adueñarse de esta preciosa reliquia, en el siglo IV el diente había llegado a las manos del rey Guhasiva de Kalinga el cual, temiendo que terminara en manos de sus enemigos, lo confió a su hija, la princesa Hamamali quien, junto con el príncipe Dantakumara lo llevaron, escondido en el peinado de la princesa, a Sri Lanka.

Cuando en el siglo XVI las primeras potencias coloniales llegaron a la isla invadieron inicialmente la costa. Kandy, donde estaba custodiado el diente, se encuentra en el interior, en una zona montañosa y no de fácil acceso. Por lo tanto durante un cierto tiempo el diente permaneció tranquilo. Cuando los ingleses llegaron hasta allí destruyendo las defensas de Kandy, lo primero que hicieron fue poner bajo su protección la reliquia. En 1818 comenzó la guerra de independencia durante la cual el diente permaneció durante algún tiempo bajo el control británico. En 1853 fue oficialmente devuelto a las autoridades de Sri Lanka y cuando, en 1948, la isla se independizó definitivamente del imperio británico, el diente fue considerado el símbolo del rechazo a la sumisión imperialista.

kandy sacrarioEl diente se conserva en un cofre que se abre al público sólo una vez cada cinco años. Cada año, durante el plenilunio entre julio y agosto, se celebra en Kandy la conocida fiesta ‘Esala Perahera‘, que recuerda la llegada a Sri Lanka de la reliquia y que consiste en una procesión de elefantes ricamente decorados, que ha hecho famosa la isla en el mundo. Uno de los elefantes, el más grande, el ‘Maligawa Tuskra‘, lleva un baldaquino con la copia del cofre que contiene el diente. El diente es, sin lugar a dudas, el símbolo de Sri Lanka y de su identidad nacional.

Processione

Pero, por qué existen otros dientes de Buda en el mundo? Kubilai Khan (el Gran Can de Marco Polo) quería poseer una reliquia de Buda y la pidió a Kandy a través de sus emisarios. Le fue enviado el diente, probablemente un falso, y durante más de mil años se convirtió en la reliquia más famosa de China, conservada en un templo cerca de la Ciudad Imperial.

Con la llegada del comunismo los chinos no le dieron mucha importancia. En los años cincuenta, Birmania pidió prestado a China el diente para una exposición. Los chinos se lo enviaron sin ninguna intención de que le fuera devuelto, pero más tarde, cuando comprendieron la importancia de la reliquia lo reclamaron. Los birmanos, privados de la reliquia, consiguieron una copia (un falso de un falso), para poderlo venerar. Birmania (hoy Myanmar) es actualmente uno de los países budistas en el mundo con mayor devoción.

Una vez al año el diente (es decir, la copia) se saca de su sagrario en Paungde, se pone en la grupa de un elefante y se lleva en procesión. Esto está considerado como una bendición para todos los presentes. Aunque la ceremonia sea religiosa, es el Estado quien controla la reliquia, y a través de su uso y control, controla, a la vez, a la influyente casta de los monjes.

Buddha 2Actualmente en la India, que es la cuna del budismo -aunque actualmente entre las religiones dominantes de este país el budismo no es una de ellas- es posible hacer el ‘Tour de Buda’ con un tren especial, el Mahaparanirvana Express (Maha = grande), que recorre todos los lugares sagrados ligados a la vida de Siddharta. Saliendo de Delhi podremos visitar Lumbini, donde nació; Bodh Gaya, donde tuvo la iluminación; Sarnath y Rajgir, donde Buda pronunció sus más importante discursos públicos; y Kushinagar, donde murió. Un poco como hacen nuestros peregrinos en Tierra Santa.