Tag

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Sulle orme degli apostoli: le reliquie di San Matteo. Puoi leggere quest’articolo in italiano cliccando qui

San Mateo y el Ángel, 1602 –  Caravaggio – Iglesia de San Luis de los Franceses, Roma

Mateo, también llamado Leví y autor del evangelio homónimo, era recaudador de impuestos para Herodes Antipas, y por lo tanto para los romanos. Los recaudadores también se les llamaban publicanos (recaudadores del publicum). Por este motivo era odiado por los fariseos. Hijo de Alfeo, vivía en Cafarnaún. Cuando Jesús le dijo que lo siguiera, se libró de todos sus bienes y lo siguió. No hay muchas noticias sobre la vida de este personaje. Predicó primero en Palestina y después en otros países de Asia Menor y Central, sobre todo en Etiopía, no el país africano, sino el que se hallaba al Sur del Mar Caspio (Cólquida-Ponto Euxino). La tradición le atribuye la conversión del rey de este país, Egipo, y de su familia, por haber resucitado milagrosamente a su hija Ifigenia quien, bautizándose a continuación, decidió consagrarse al Señor. Después de la muerte del rey, el trono fue usurpado por su hermano Itarco que quiso a toda costa casarse con Ifigenia y pidió a Mateo que la convenciera. Mateo le dijo que Ifigenia estaba ya consagrada al Señor y sus palabras provocaron tanta cólera en el rey que ordenó su muerte. Ifigenia, para recordarle, mandó construir una iglesia su en honor.

Esta es la tradición, pero no tiene evidencia histórica. No sabemos de qué manera murió Mateo, pero la ‘Leyenda Dorada’ de Jacopo de Varagine indica que fue decapitado con una espada mientras celebraba la misa. Según otra tradición menos conocida murió, sin embargo, de muerte natural. Se ignora, sin embargo, la fecha de su muerte ni en qué momento sus restos fueron enviados a Occidente.

Martirio de San Mateo, 1600-1601 – Caravaggio – Iglesia de San Luis de los Franceses, Roma

Lo cierto es que desde el año 954 están en Salerno (Italia) donde este santo goza de gran devoción y es el patrono de la ciudad. Pero vamos a intentar entender cómo y por qué Salerno guarda las reliquias de este apóstol y evangelista.

Su hallazgo, y solemne traslación a Salerno, está relatado en el capítulo 165 del Chronicon Salernitanum, una crónica escrita en torno al 978 por un monje anónimo del monasterio de San Benito de Salerno. La zona se hallaba bajo la dominación longobarda y fue por voluntad del príncipe Gisulfo I que los restos fueron llevados a Salerno en el 954. Más tarde bajo el reinado de los normandos los restos fueron depositados en la catedral, dedicada a Santa María de los Ángeles, en 1084, en cuya cripta aun se conservan. La catedral fue construida sobre una homónima iglesia paleocristiana al término de la conquista normanda de la ciudad por parte de Roberto el Guiscardo en el 1080, y fue consagrada por el papa Gregorio VII.

Catedral de Salerno
Cripta de la catedral de Salerno con el altar dedicado a San Mateo bajo el cual se hallan sus restos

Una tradición relata cómo los restos del cuerpo del evangelista fueron llevados a Bretaña por parte de algunos marineros y mercaderes bretones procedentes de Etiopía. Según esta tradición, mientras llevaban el cuerpo de San Mateo, unos mercaderes de León habrían sido milagrosamente salvados de un naufragio frente a la punta aún hoy llamada Punta de San Mateo (Pointe Sainte-Mathieu – Le Conquet). Para custodiar las reliquias del santo se construyó un monasterio.

Hacia la mitad del siglo V, en el curso de una campaña militar romana para contrarrestar el avance de los Hunos, el prefecto romano Gavinio los sustrajo de Bretaña para llevarlos a Lucania, y más precisamente a Velia, su tierra natal. Y en este lugar permanecieron durante unos cuatro siglos.

El cuerpo del evangelista fue hallado en el siglo X, cerca de una fuente termal y a una domus en las antiguas termas de Velia, por el monje Anastasio por indicación de su madre Pelagia, a la que el santo se le apareció en sueños. Anastasio lo escondió en una capilla situada en un lugar llamado ’ad Dua Flumina’ que hoy pertenece al municipio de Casal Velino. La que podemos ver hoy es una nueva capilla construida en el lugar donde surgía la antigua.

Capilla de ‘Ad duo Flumina‘ donde fueron llevados los restos de San Mateo después de haber sido hallados en Velia

Antes de ser trasladadas a Salerno, las reliquias de San Mateo fueron llevadas al santuario de la Virgen del Granato di Capaccio-Paestum, con previa etapa en Rutino donde, según la tradición, brotó milagrosamente un manantial que sació la sed de los portadores del cuerpo del santo.

En 2017, unos mil años después de estos acontecimientos, y en el ámbito del proyecto ‘Campania Percorsi dell’Anima’ (Campania itinerarios del alma) fue inaugurado el ‘Camino de San Mateo’ patrocinado por la Región Campania en colaboración con la Universidad de Salerno y las diócesis de ‘Vallo de la Lucania’ y Salerno. Por lo tanto se ‘oficializa’ como itinerario religioso el camino recorrido para llevar las reliquias del santo de Velia a Salerno con etapas y recorridos enriquecidos por carteles informativos y muchos otros servicios. El ‘Camino de San Mateo’, que incluye a veintidós municipios, prevé etapas en cinco localidades, Velia, Casal Velino, Rutino, Capaccio y Salerno, con un recorrido de unos 230 kilómetros. Esta iniciativa, que ya ha atraído a millares de peregrinos, sirve para potenciar y organizar el turismo religioso promocionando, al mismo tiempo, los itinerarios de espiritualidad también a través de las nuevas tecnologías digitales.

Pero hay datos que podrían poner en discusión el hecho de que las reliquias de San Mateo sean las que se conservan en Salerno, es decir la versión oficial de la Iglesia Católica. Según una teoría que la Iglesia Ortodoxa siempre ha sostenido, después de haber padecido una muerte cruel en Siria, el cuerpo del apóstol fue escondido por sus seguidores y después sepultado en un monasterio cerca del lago Issyk-kul, en el actual Kirguistán. Este es el segundo lago de montaña más grande del mundo después de Titicaca, y como el Mar Caspio, sus agua son saladas.

Desde 2002, a la luz de nuevos descubrimientos y nuevos hallazgos arqueológicos, esta teoría ortodoxa se ha popularizado de nuevo. De hecho ese año fueron halladas en el citado lago, por una expedición estadunidense, las ruinas de un monasterio donde, si hacemos caso a la tradición ortodoxa, habría estado la tumba de San Mateo. Sin embargo, pronto fue puesta en duda la autenticidad del hallazgo debido a una serie de incongruencias respecto a una anterior misión. Pero algunos años más tarde, en 2007, el hallazgo por parte de unos arqueólogos rusos en las aguas del lago de los vestigios de una antiquísima ciudad de la civilización Saka (mencionada por Heródoto como consumidora de soma, una bebida embriagadora) que se remontaría a hace unos 2500 años, junto con un número consistente de objetos de varios tipos, unos 200, ha reabierto el debate sobre la localización de la tumba de San Mateo.

Fragmento de una vasija con inscripciones en armeno y siríaco hallado en el lago Issyk-kul junto con muchos otros objetos

El objeto que ha suscitado mayor interés es un fragmento de una vasija de cerámica que lleva un sello y algunas inscripciones en arameo y siríaco. Esto podría confirmar la hipótesis que en la Edad Media (siglo XIV) habría sido construido un monasterio armenio sobre los restos de la antigua ciudad, pudiendo ser justo al que hace referencia la tradición acerca del lugar de la sepultura de San Mateo. Hay que tener en cuenta que el nivel del agua de este lago ha aumentado muchísimo desde la antigüedad hasta hoy. Ya en la Edad Media el nivel del agua era de por lo menos 8 metros más bajo que ahora. La hipótesis de la existencia de este monasterio fue también indicada por el científico ruso Semiónov-Tianshanski cuando en el 1850 halló en Venecia un atlas de 1375 en el que se hacía referencia a un monasterio cristiano en la orilla del Issyk-kul. Esta localidad se hallaba justo en la Ruta de la Seda y era por lo tanto frecuentada por muchos mercaderes venecianos, los cuales podrían haber sido la fuente de esta información.

Después de la noticia del primer descubrimiento, en el 2002, la posibilidad de que la tumba de San Mateo se encontrase en el fondo del lago Issyk-kul fue descartada inmediatamente por Mons. Arturo Carucci, historiador y el entonces director del Museo de la Catedral de Salerno. Según Carucci, en Etiopía (la del Mar Negro) donde murió el santo, se han hallado huellas de su paso, pero contradice la tradición de que los restos del apóstol habrían sido traídos de Bretaña, sino directamente del Mar Negro, porque en Velia existía una próspera industria conservera de pescado, con barcos que iban a esa zona. Por lo tanto los restos de San Mateo habrían sido traídas por uno de esos barcos.1

Pointe Saint-Mathieu-Le Conquet (Bretaña). Ruinas de al abadía dedicada a San Mateo

Y entonces, ¿por qué la tradición católica sigue afirmando que las reliquias fueron traídas de Bretaña? Podría incluso ser lo contrario: se nos atenemos a las tesis de Mons. Carucci2 parece ser que la cabeza y una falange del santo fueron sustraídas de Salerno (robadas o compradas) por un cruzado bretón que volvía de la IV Cruzada, quien las donó, una vez llegado a su patria, a Hervé II, conde de Léon, que a su vez las donó a la abadía de Le Conquet, lugar donde se construyó una iglesia dedicada al santo. Después, con la revolución Francesa, los relicarios se perdieron.

Lógicamente la teoría ortodoxa no es del agrado de los salernitanos para los cuales, mientras no se demuestre lo contrario, las reliquias de San Mateo son, sin ninguna sombra de dudas, las que se conservan en la cripta de la bellísima catedral de su ciudad.

——

1.- http://www1.adnkronos.com/Archivio/AdnAgenzia/2002/08/20/Cronaca/ARCHEOLOGIA-LO-STORICO-SAN-MATTEO-IN-ASIA-UNAMERICANATA_164000.php

2.- https://salernocapitale.wordpress.com/2017/02/05/duomo-di-salerno-il-mistero-del-reliquiario-profanato-la-testa-di-san-matteo/

También podrían interesarte:

Las reliquias de San Pedro, de San Pablo, de San Tomás, de Santiago el Mayor